Los disidentes cubanos no son víctimas del síndrome de Estocolmo

La denominada “Posición Común” de la Unión Europea sobre Cuba ha sido un instrumento de recordatorio permanente de la dictadura de Fidel Castro y un factor de presión a favor de la democracia y libertad para el pueblo cubano. Aprobada en 1996 por iniciativa de José Mª Aznar, aboga por el respeto a lo derechos humanos y la apertura de un diálogo político que inicie un proceso de transición a la democracia en Cuba.
Durente la década de los noventa la actitud de Fidél Castro fue por el contrario incrementar la represión política, actuando en la dirección exactamente opuesta a la que se encaminaron las dictaduras del Este de Europa durante esos mismos años. El endurecimiento tuvo un punto álgido en el año 2003 con la detención y encarcelamiento de los miembros de la oposición vínculados al conocido como “Grupo de los 75”, que fueron condenados de hasta penas de 25 años.

Así las cosas todos los intentos de Zapatero y Moratinos de cambiar la Posición Común Europea, la última bajo la Presidencia Checa hace poco más de un año, han acabado en el fracaso por la simple razón de que no había ningún avance en materia de derechos humanos sino todo lo contrario.

La muerte de Orlando Zapata, la huelga de hambre de Guillermo Fariñas, las denuncias de la Comisión de Derechos Humanos presidida por Elizardo Sánchez y la incombustible voluntad de las Damas de Blanco denunciando, dentro y fuera de la Isla, la represión política y las condiciones de vida de los presos, junto a la mediación de la Iglesia, han contribuido de manera decisiva a la liberación de los disidentes recien llegados a España.

Los disidentes cubanos inmediatamene después de su excarcelación agradecieron tanto a la Iglesia como al Gobierno español sus gestiones, pero no han olvidado en ningún momento que su objetivo, ahora como antes, es la liberación de todos los presos políticos, y la libertad y democracia para el pueblo de Cuba. Con ese objetivo nítido, sin ambages y determinado, han declarado que la Unión Europea debe mantener la misma posición sobre Cuba porque es la forma más eficaz de seguir presionando por la liberación de todos los presos.

Zapatero y Moratinos continúan empecinadamente promoviendo un cambio inmediato, sin demora alguna, de la posición de la Unión Europea a pesar del consejo de unos disidentes que conocen mejor que nadie la situación en Cuba y que han sabido distinguir claramente entre el agradecimiento a todos los que han contribido a que salgan de la cárcel y la dura realidad de la dictadura cubana. Es decir, unas personas que en ningún momento han sido víctimas del síndrome de Estocolmo

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Los disidentes cubanos no son víctimas del síndrome de Estocolmo

  1. A mí me ha sorprendido enormemente el trato recibido por estas personas a su llegada a España. Les han dado trescientos euros al mes, los han alojado en casas compartidas de acogida en un barrio de la capital de Madrid e intentarán ahora que se integren en la sociedad española silenciándolos y sin darle la oportunidad de transmitir sus experiencias a diferentes sectores sociales de la sociedad española para que seamos capaces de identificar cuáles son los aspectos que siguen caracterizando a las dictaduras del siglo XXI, aunque vengan disfrazadas de cobertura de derechos sociales.
    Principalmente creo que en España tendríamos mucho que aprender de la disidencia cubana en los elementos de información pública que son utilizados. Creo que los servicios públicos de información aún mantienen cierta correlación con el régimen castrista. No hay más que ver Canal Sur para darnos cuenta cómo es noticia que una mujer sea embestida por un coche una parada de autobús de sevilla con el resultado de algunas lesiones mientras lleven ocultando tantos años el estado tan delicado en que se encuentran tantas barriadas andaluzas, el fatigante problema con el desempleo que arrastramos desde hace tanto tiempo y la pérdida paulatina del nivel adquisito de cualquier trabajador lo cual nos aleja de ser seres humanos cada vez más libres y más subyugados al poder político del socialismo español.
    Un centro oficial para los disidentes cubanos no hubiera venido mal, como no con sus servicios y habitaciones, subvencionar la constitución de una pequeña organización que permitiera de primera mano explicar en diferentes foros lo fácil que debe ser para un político castrista en Cuba perpetuarse en el poder mientras el pueblo se encuentra cada vez más oprimido. no? Sin embargo aquí no. Aquí le damos trescientos euros, un par de habitaciones y que se busquen la vida. Quizás no queremos dar la imagen de que la solidaridad española, la libertad de expresión y el pleno convencimiento en la libertad de conciencia ciudadana pasa también por apoyar también a aquellas asociaciones que no se encuentran directamente relacionadas con el relativismo político y moral del partido socialista que lo único que nos está llevando es a la ruina.
    Muchas gracias por abrir este espacio de expresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s