Archivo de la etiqueta: zapatero

La Presidencia Española de la Unión Europea víctima de un grave lastre

El objetivo de las Presidencias rotatorias de la Unión Europea es, en esencia, impulsar el proyecto común europeo. Cada país que ostente la Presidencia, enfatizará más o menos unos determinados objetivos, pero hay unas líneas maestras de actuación que van pasando de una Presidencia  a otra. Es, sin embargo, frecuente que surjan situaciones  inesperadas o que, otras conocidas, tengan un desarrollo más rápido del previsto. Y es precisamente ahí donde se pone a prueba en toda su intensidad la capacidad de liderazgo, la credibilidad y la confianza del  político al que toca presidir de la Unión Europea.

 

En el sentido anterior Tony Blair, Angela Merkel o Sarkozy son ejemplos claros de una imagen positiva  en el momento en el que sus países asumen la Presidencia. Pero el Presidente del Gobierno de España llegó  con una imagen muy distinta, lastrado por la falta de credibilidad  y de confianza, por una gestión que estaba convirtiendo a España en el país europeo más castigado por el paro, con uno de los mayores déficits públicos,  y con un deterioro general muy severo de los indicadores económicos. Pero siendo esa situación un mal aval, lo peor era la actitud negacionista de Zapatero ante la gravedad de la crisis y la consecuente incapacidad para afrontar el problema con la determinación necesaria. Todos (dentro y fuera de España) lo advertían pero él sistemáticamente lo ignoraba. Con ese bagaje  comienza la Presidencia Española de la Unión Europea. No era difícil pronosticar cual podía ser el balance final cuando, quien iba a estar al frente, había comprado todos los boletos  para que sus socios terminaran dándole un buen tirón de orejas y le impusieran cumplir unos deberes en su país, que por sí mismo era incapaz de asumir.

Hoy Zapatero ha intervenido en el Parlamento Europeo para hacer balance de la Presidencia Española. En el debate posterior  un diputado británico decía ” España es un gran país, pero la Presidencia española ha decepcionado a todos, también en España”. Al final lo que ha ocurrido es que ha pesado la imagen de Zapatero como político nacional. Un político cuya gestión, no solamente ha sido negativa para su país, sino que además ha contribuido significativamente a empeorar la situación de la Unión Europea. Por esta razón su papel ha sido marginal en los temas más importantes de este periodo como el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.  Como señalaba otro diputado, en este caso español, ” lo que ha ocurrido es que Zapatero era parte del problema”.

Desgraciadamente la Presidencia Española de la UE ha tenido en la imagen de Zapatero un lastre grave por falta de credibilidad y confianza, y no un impulso. Esa Presidencia finalmente ha concluido, el problema es que  Rodríguez  Zapatero  continúa siendo el mismo lastre para otra Presidencia: la del  Gobierno de España.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La interminable llegada al ecuador de Rodriguez Zapatero

Si hiciéramos la siguiente pregunta a los españoles cual creen que sería la respuesta mayoritaria:

¿Cuando dirá Vd. que tuvieron lugar las últimas elecciones generales?

a) Hace dos años

b) Hace cuatro años

c) Hace mucho tiempo

d) No sabe

e) No contesta

En mi opinión una mayoría de los entrevistados contestaría que parece que hace muchos años cuando estamos a mitad de la legislatura, es decir en su ecuador.

Sólo han pasado dos años desde las últimas elecciones generales y para muchísimos españoles han parecido interminables.

¿Por qué?, creo que en lo esencial la respuesta es sencilla:

Es la desesperación que produce la existencia de un problema profundo, de consecuencias muy graves, y observar la incapacidad de quién tiene la responsabilidad principal de poner en marcha medidas acertadas para ir solucionándolo.

Es eso lo que viene ocurriendo intensamente a lo largo de esta legislatura, aunque se manifestara ya en la anterior, con la falta de capacidad que muestra Rodríguez Zapatero para enderezar una situación económica que día tras otro se ha ido convirtiendo en más débil, granjeándose un mayor desprestigio internacional y situándonos a la cabeza del paro en la Unión Europea (lo que significa un número muy alto y sobre todo muchos dramas personales).

Y ahora cuando la pérdida profunda de crédito internacional amenazaba con una situación aún más dramática, y Rodríguez Zapatero tiene que reconocer la gravedad de la situación, nos encontramos con su incapacidad para poner en práctica medidas económicas que se reclaman como imprescindibles hace mucho tiempo desde dentro y desde fuera de España. Entre otras: reformas del mercado laboral, mejora de las condiciones fiscales para las pequeñas y medianas empresas, decisiones contundentes sobre el control del gasto público, como el gasto de la Comunidades Autónomas y la reducción de ministerios (algunos claramente prescindibles).

Frente a lo anterior la opción de Zapatero se sitúa en las antípodas de esas recomendaciones. Un buen ejemplo de ello es el incremento del IVA. Dice el Gobierno que habrá más ingresos públicos y que la medida servirá para asegurar las prestaciones sociales. Dicen por el contrario, la casi totalidad de los expertos, que el incremento de impuestos en tiempos de crisis sólo conduce a un freno del consumo, todo lo más quienes tienen urgencia en comprar lo harán antes de julio para que no les afecte la subida y a partir de entonces tenderán a refrenarse porque cuesta más, la consecuencia obvia es que al final el ingreso público será todavía menor (España es el país de la Unión Europea en los que más se ha reducido esos ingresos en el 2009). Y, por otro lado, nada de reformar el mercado laboral ni tomar ninguna otra de las medidas que ya parecen una tabla de multiplicar de tantas veces como las hemos oído aconsejar dentro y fuera de España.

Quedan dos años de legislatura, un tiempo corto cuando las cosas se desarrollan dentro de unos parámetros de normalidad pero que se convierte en una desesperante eternidad cuando la envergadura de los problemas es de tal naturaleza que hace imprescindible un liderazgo político en la buena dirección y cuya fatal ausencia ha hecho interminable, para cada día más y más españoles, la llegada al ecuador de esta legislatura.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized